El rey de los ojos tristes.

La mirada melancólica encierra la más grande de las bellas tristezas”- Anónimo

Escondido entre los grandes árboles de concreto, en los lindes de la selva de asfalto y animales mecánicos, entre los rugidos de los taxis, buses, carros, se esconde un pequeño  mundo casi  olvidado por  Costa Rica.

Entre barrotes de hierro y espacios reducidos, protegidos en micro ambientes de las crueldades del mundo de concreto que les rodea, se mantiene en pie el zoológico capitalino Simón Bolívar. Construido ya hace un siglo este zoológico

Hoy en día a sus 96 años este zoológico se ha convertido más en un centro de acopio de especies decomisadas por los traficantes de vida silvestre y otros por el decomiso de los mismos en complejos habitacionales, además de aquellos que han topado con el infortunio de herirse con el ambiente que hemos creado para nuestra sobrevivencia.

Repasando está cárcel natural, miraba afligida como su infraestructura deteriorada y reducida ya no suple las necesidades de un mundo  sumergido en la modernidad, dejando estos sitios a merced del tiempo. Este zoológico se ha ido convirtiendo poco a poco  en la última esperanza de aquellos animales que  aun luego de algún “accidente”  logra sobrevivir, pero no podrían en su habitad.

Entre todos los animales escondidos en este recinto, está el más triste de todos los reyes. En  una jaula de tal vez unos  veinte metros cuadrados,  resguardado entre barrotes de color azul, yace  una mesa larga degastada de madera, que apenas soporta el  enorme peso del  único león dentro de la capital, su nombre es Kivú.

Kivú el rey triste del Simón Bolivar.

Grandes ojos amarillos  de largas pestañas asoman en su felino rostro, además una hermosa melena de color caramelo cubre su singular figura. Kivú es el rey con los ojos más triste que he observado en toda mi vida. Pasa sus días en aquella pequeña jaula de barrotes azules, acostando de espalda sobre su mesa, no dejando ver su rostro a los visitantes salvo por algunos instantes como para demostrar que está vivo. Los años ya pesan en él, sin su compañera la tristeza parece que ha tomado mas fuerzas en él.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Creative Commons License
Pandawicked by Miel. Mora is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Más fotografía visitar :
Pandawicked en 500px

“Un paseo entre los muertos”

“El nombre de Gandalf procede del «Catálogo de enanos» del poema Völuspá, el principal poema de la mitología nórdica. El nombre podría significar ‘elfo del bastón’ o ‘elfo errante’. En un principio Tolkien utilizó este nombre para el enano principal, al que más tarde llamaría Thorin; mientras que el mago se llamó originalmente Bladorthin,palabra de origen gnómico (lengua que más tarde evolucionaría al Noldorin) que significa ‘amplia tierra gris’ y que en el texto final quedó en una única mención de un cierto rey que compraba armas enanas. Posiblemente fuera precursor del apelativo Mithrandir (‘peregrino gris’ en Sindarin), uno de los nombres que recibe Gandalf en El Señor de los Anillos” – Tomado de Wikipedia

¿A qué viene todo este relato del famoso mago del maestro J.R.R. Tolkein? ¿Y qué tiene que ver con el título de esta entrada?

La respuesta es sencilla,  primero les narraé el lugar donde  estos pies errantes me llevarón, a conocer a un personaje que lleva el mismo nombre del  famoso mago, igualmente comparte esa aura de misterio que adorna su nombre.

Ubicado en San Jose, lleno de leyendas por ser uno de los cementerios mas antiguos de Costa Rica

El cementerio General en San José,   es uno de los cementerios más antiguos  y hermosos de la capital Costarricense, con tumbas que datan desde  1830 en adelante. Grandes mausoleos blancos y grises que se alzan fríos y elegantes  en toda su extensión, muchos de ellos imponentes de familias de la época.

Entre este campo santo lleno de varias leyendas como  el de la “novia”; una joven que se dice murió antes de su boda y su prometido mando hacer una estatua de mármol puro con un detalle impresionante, que retratara a la joven en un profundo sueño,  a lo  cual la historia real cuenta que la joven si se caso pero poco después muere de tuberculosis y en efecto la estatua fue encargada a un gran escultor italiano. Pero nuestra historia no se va por allí.

En este hermoso lugar adornado de veredas llenas de altos laureles, quedé de encontrarme con un mago, un habitante singular de esta ciudad capitalina, con un vestuario  más que exquisito,  solo por mencionar parte de su vestuario conformado por un sombrero de copa negro, camisa blanca de manga larga, unos pantalones de vestir negros, un chaleco del mismo color, anteojos redondos, y claro este atuendo no podría estar completo si un elegante bastón.

Este cementerio cuenta con un exquisito escenario.

Este singular personaje se llama “Mago Gandalf” y es el creador de una función  de  estilo Victoriano. El cual  cuenta  con reliquias que datan de la época.  Su admiración y su estudio sobre está singular etapa histórica londinense,  le ayuda a crear cada uno de los diversos capítulos  que conforman las diversas historias que dan forma a esta  función, llevando así al espectador a vivir cada una de las  narraciones como si fuera parte de ellas.

Nuestro paseo por  el antiguo cementerio nos llevo a recopilar hermosas y poéticas fotos,  también  nos llevo a una plática sobre el por qué la fascinación de las personas de esta época  hacia lo desconocido y el espiritismo, en mi opinión fue un día enriquecedor, lleno de sorpresas  e historias  enriquecidas por un gran conocedor de la materia.

Escondidas, debajo de las tumbas mas vistosas se esconden las criptas subteraneas del cementerio, como un laberinto silencioso…

Acá les comparto un video y su sitio web para más información y fotografías:

Pueden observar mas sobre su trabajo en este “Video”

Su sitio web oficial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Creative Commons License
Pandawicked by Miel. Mora is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.