Sanatorio Durán : Un viaje al pasado del ideal de un médico.

En 1915 abría sus puertas en Tierra Blanca de Cartago el Sanatorio Dura, visión del Doctor Carlos Durán Cartín, un hombre visionario,  político, medico y padre.

En los inicios del siglo XX la tuberculosis se encontraba entre las enfermedades que no tenían un tratamiento adecuado, lo cual llevaba a una muerte segura a los enfermos.

Visto desde lo alto de la Casa del Dr.Duran un poco mas ariba del edificio central.

La motivación del doctor Durán, por construir este complejo dedicado al tratamiento de  pacientes con tuberculosis, fue por una de sus hijas, la cual padeció de este mal y al ver que en Latinoamérica no existía una instalación adecuada fue llevada a Estado Unidos, al sanatorio Loomis en Liberty, Nueva York, creado y dirigido por el doctor Charles Loomis, la máxima autoridad en tuberculosis en Estados Unidos alrededor de 1903.

En 1950 luego de que  el tratamiento de la tuberculosis fuera hallada  y los pacientes podían ser tratados en hospitales más cercanos, es en este momento que este hermoso complejo hospitalario cierra sus puerta, no solo por la falta de paciente sino además por los costos de operación.

En el interior del edificio asi luce sus pasillos deteriorados.

En la década de los 60 luego de su cierre, el sanatorio fue usado como cárcel de menores, es en esta etápa donde empieza su historial sobre las apariciones y ruidos en el edificio. Muchos de los internados narraban eventos extraños en el complejo como el avistamiento de las monjas que solían ayudar en el sanatorio como también los quejidos y malestares de lo que se cree son de los pacientes que no lograron su recuperación en los inicios del sanatorio.

Su estructura cuenta con pasillos largo y escaleras en semi caracol.

La estructura luego de las erupciones del  volcán Irazú entre 1963 y 1965 fue deshabitado totalmente, llevando a esta hermosa estructura de largos pasillos y escaleras de  medio caracol al abandono, siendo deteriorado por el clima de esta alta zona montañosa, desarrollando  en sus techos de metal, y algunos pisos de madera un deterioro que ha llevado a cerrar ciertas áreas por  riesgo de caida de los mismo.

El morbo  de lo paranormal rodea este místico ejemplo de la arquitectura tica de principios de siglo, muchas historias son contadas por los visitantes, así también muchos de estos visitantes poseen fotos  que logran retratar sus experiencias en el edificio. Incluso hoy en día se ha convertido en un sitio de peregrinación obligado para aquellos amantes de lo paranormal.

Se cuenta que en estas escaleras se deja ver el espiritu de una niña, que se asume es la hija del Dr. Durán.

Hoy la finca “Sanatorio Durán” esta bajo la tutela de U.P.A, una institución del estado, pero  se encuentra atada de manos para intentar mantener un poco la fachada del lugar por falta de recursos, no solo la entrada tiene un precio en mi parecer “ridículo” para  mantener a los empleados del lugar sin contar en el mantenimiento que dicho lugar merece. En mi opinión es una digna estructura que se debería ser conservada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para más fotos pueden visitar:

PandaWicked

Creative Commons License
Pandawicked by Miel. Mora is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Anuncios